Revelan participación de la DEA en captura de Caro Quintero

La Administración de Control de Drogas (DEA) reveló su participación en la captura del capo Rafael Caro Quintero.

La jefa de la DEA,  Anne Milgram, indicó en un mensaje: «Nuestro increíble equipo de la DEA en México trabajó en conjunto con las autoridades mexicanas para capturar y arrestar a Rafael Caro Quintero, quien está acusado en EU de torturar y asesinar al agente especial de la DEA «Kiki» Camarena».

También recalcó que «durante más de 30 años, los hombres y mujeres de la DEA han trabajado incansablemente para llevar a Caro Quintero ante la justicia”.

En un mensaje enviado a los empleados de la agencia, el viernes por la noche,  mencionó que «el arresto (…) es el resultado de años de su sangre, sudor y lágrimas. Sin su trabajo, Caro Quintero no enfrentaría la justicia”.

Además, se refirió a «Kiki» Camarena como un «héroe», quien «encarnaba lo mejor de la DEA: fue un agente tenaz, quien implacablemente persiguió a los cárteles de la droga más peligrosos operando en México.  Sin miedo, persiguió a los más violentos y y más peligrosos traficantes y colocó nuestra misión -proteger la salud y la seguridad del pueblo estadounidense- sobre todo lo demás». Asimismo, destacó «el legado del agente especial Camarena».
 

Caro Quintero, entre los 10 más buscados por Estados Unidos

Acusado por la muerte del agente de la DEA  «Kiki» Camarena en 1985, fue capturado en México, informó este viernes la Marina.
Caro Quintero, de 69 años y uno de los líderes del extinto Cártel de Guadalajara, fue detenido por marinos en la localidad de Choix, en el estado de Sinaloa, en el noroeste del país, dijo la dependencia en un comunicado. 

La Marina agregó que el capo fue detenido con fines de extradición. La fiscalía general dijo en un comunicado que Caro Quintero será trasladado al Penal del Altiplano, en el central estado de México, para posteriormente tener su audiencia frente al juez. 
Milgram agradeció la labor de la Marina y lamentó la muerte de 14 de sus integrantes, «quienes perdieron la vida en servicio de su país».

La recompensa por el narcotraficante asciende a 20 millones de dólares. Es la más alta que la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) ofrece por un criminal mexicano, superando a capos en actividad como Nemesio Oseguera, «El Mencho», líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (10 millones).

El capo había sido capturado en 1985 por ordenar el asesinato de Camarena y condenado a 40 años de prisión, los cuales cumplía en una cárcel mexicana, pero fue liberado en agosto de 2013 por un tecnicismo legal.
 

EU, siempre tras el capo mexicano

Tras su liberación, el gobierno de Estados Unidos demandó su captura con fines de extradición, bajo cargos de secuestro y asesinato de un agente federal, crímenes violentos, posesión y distribución de cocaína y marihuana, entre otros.

Este viernes, el Departamento de Justicia de ese país se congratuló por la detención.

«El arresto de hoy es la culminación del trabajo de la DEA y sus socios mexicanos para llevar a Caro Quintero ante la justicia por sus crímenes», dijo el departamento en un comunicado. 

«Buscaremos su extradición inmediata para que pueda ser juzgado por estos crímenes en el mismo sistema de justicia que el agente Camarena murió defendiendo», añadió. 

Tortura y homicidio de  «Kiki» Camarena

En 1984, las autoridades mexicanas incautaron una plantación de marihuana de 2 mil 500 acres perteneciente a Caro Quintero. 

El Cártel de Guadalajara culpó a Camarena por el decomiso, según el Departamento de Justicia estadounidense.

Un año después, Camarena fue torturado y asesinado luego de llevar cuatro años infiltrado en el cártel.

«No lo secuestré, no lo torturé y no lo maté»: Caro Quintero

En una entrevista concedida al semanario Proceso en 2016, mientras estaba prófugo, Caro Quintero negó haber ordenado el asesinato Camarena. 

«Nunca había hablado de este caso, es la primera vez (…). No lo secuestré, no lo torturé y no lo maté», dijo.

En ese momento, el capo dijo también que tras varios años en el narcotráfico solo quería «vivir en paz»: «Lo único que busco es paz y le pido perdón a la sociedad de México por los errores que cometí». 

Caro Quintero nació en 1952 en Badiraguato, en el estado de Sinaloa, cuna de otros capos del narcotráfico como Joaquín «El Chapo» Guzmán, quien actualmente cumple cadena perpetua en Estados Unidos. 

Durante la década de 1970 fundó el Cártel de Guadalajara junto con los capos Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carillo. 

Félix Gallardo, de 76 años, está en la cárcel desde 1989, mientras que Ernesto Fonseca, de 91 años, está en prisión domiciliaria por su edad y problemas de salud.

Con información de EL UNIVERSAL