Reducen a 6 los candidatos para suceder a Johnson como primer ministro del Reino Unido

El número de candidatos en el listado para suceder al primer ministro británico Boris Johnson se redujo a seis este miércoles, con la eliminación del ministro de Finanzas, Nadhim Zahawi, y del ex ministro de Salud, Jeremy Hunt, anunció un responsable del Partido Conservador.

Tras una primera vuelta de la votación, reservada a los diputados conservadores, el ex ministro de Finanzas, Rishi Sunak, quedó en cabeza con 88 votos. Le siguen la secretaria de Estado para el Comercio Exterior, Penny Mordaunt, con 67 votos, y la ministra de Relaciones Exteriores, Liz Truss, con 50, según los resultados anunciados por Graham Brady, responsable del comité que organiza la votación. 

La ex ministra británica de la Igualdad, Kemi Badenoch, recibió 40 votos, el diputado Tom Tugendhat 37 y la abogada general del Estado Suella Braverman 32.

Tanto Hunt como Zahawi quedaron eliminados, al no superar el umbral de 30 votos para permanecer en la contienda. 

La siguiente ronda de votación será este jueves. El objetivo es que en las próximas semanas queden sólo dos contendientes.

Según el calendario del Partido Conservador, el sucesor de Johnson se dará a conocer el 5 de septiembre en medio de un intento del partido de reconstruir su apoyo popular lastrado por una serie de escándalos.

Pero Johnson sugirió que el nuevo líder podría ser elegido por «aclamación» antes de la próxima semana, si los dos últimos candidatos llegan a un acuerdo entre ellos.

Los favoritos para convertirse en primer ministro ya descartaron esta opción.

Durante su penúltima sesión de preguntas en el Parlamento como primer ministro el miércoles, Johnson dijo que se iba «pronto con la frente en alto» y elogió a los «ocho candidatos maravillosos». 

La secretaria de prensa de Johnson agregó que el gobierno presentó una moción de confianza programando el debate para el lunes, tras rechazar un intento de la oposición laborista de obligarlo a dejar el poder antes. 

El líder laborista Keir Starmer indicó que Johnson está «totalmente perdido por este final amargo» pero que puede conformarse en el hecho de que ya no tiene que seguir las reglas como lo hace todo el resto, en una referencia al escándalo del «Partygate» de las fiestas durante el confinamiento y otras polémicas durante su gobierno. 

Una campaña que se anuncia agria

La batalla ya se ha visto marcada por las luchas internas entre los candidatos, lo que ha llevado al derrotado Hunt a advertir a los restantes rivales de que «las difamaciones y los ataques pueden aportar un beneficio táctico a corto plazo, pero siempre son contraproducentes a largo plazo«.

Un ejemplo de los amargos intercambios entre los contendientes, es que el secretario de Transportes, Grant Shapps, que se retiró de la contienda para apoyar a Sunak, refutó acusaciones de que el ex ministro de Finanzas fue un «socialista» durante su gestión por los paquetes de estímulo que aprobó durante la pandemia. 

Desde entonces, Sunak ha insistido en la necesidad de volver al equilibrio fiscal, en contraste con los recortes de impuestos que prometen muchos de sus rivales, lo que ha generado preocupación en el Banco Central. 

En su primer discurso de campaña este miércoles, Mordaunt se basó en la temática patriótica de un video de propaganda, que finalmente tuvo que ser retirado porque aparecían personas sin su autorización. 

Esta reservista de la armada de 49 años afirmó que se inspiró para dedicar su vida al servicio público cuando a los nueve años vio a un grupo de combatientes salir de su ciudad natal Portsmouth para luchar en la Guerra de las Malvinas contra Argentina. 

«Creo que los conservadores hemos perdido el sentido de quién somos«, afirmó. 

Con información de Milenio