Reconexión: Los álbumes del 2022 (Parte 1)

Escúchala como en la Primera Emisión de MVS Noticias con Luis Cárdenas

2022 termina. El primer año “post-pandemia”, según el sentir de la sociedad, a pesar de que el virus del Covid-19 sigue contagiando de manera silenciosa por el mundo. Las vacunas nos regalaron una “nueva normalidad”, la oportunidad de volver a las calles, de comprar en tiendas, de unirnos en conciertos, de bailar en fiestas, de estar juntos de nuevo… sin embargo, no ha sido tan fácil para todos.

La pandemia nos encaró ante la muerte, en un tiempo en el que a veces nos sentimos invencibles. Al inicio del año, The Weeknd con su álbum “Dawn FM”, nos llevó de la mano en esa transición, a veces dolorosa, a veces pacífica, hacia el más allá. Narrado por Jim Carrey, Abel reproduce con sonidos dance de los ochenta una estación para amenizar el purgatorio.

Aurora nos acercó a lo divino con su álbum “The Gods We Can Touch”. Su voz suave recalcó que en cada uno de nosotros existe la fuerza de un dios imperfecto, pero que es capaz de alcanzar lo sagrado a través del amor. Al final, fueron los mismos humanos quienes crearon las divinidades para identificar cada una de sus virtudes, por ello, Aurora nos invita a recuperar esa luz.

A pesar de ser un asunto pendiente con su disquera, Mitski creó “Laurel Hell”, un álbum que no quiso crear pero que le otorgó el vehículo perfecto para cantar sus disputas internas. Como una pelea de sonidos, entre baladas, dance y noise, Mitski reflexionó sobre su propia carrera, qué le debe a sus fans y a ella misma. ¿Quién importa más?

En estos momentos de reflexión, Rina Sawayama relató en su álbum “Hold The Girl”, el proceso de terapia que atravesó para perdonarse a sí misma. Rina regaló palabras de aliento para las personas que pasan por lo mismo: su canciones son abrazos y compañía para aquellos que sufren en soledad.

Por otro lado, Harry Styles, con su álbum “Harry’s House”, nos dio una cálida bienvenida a su hogar. Con sonidos llenos de colores y canciones reflexivas, el exonedirectioner abrazó a sus nuevos seguidores, les brindó un lugar seguro para ser y estar, donde cada historia tiene su valor y cada corazón, un beso restaurador.

Así mismo, Natalia Lafourcade nos invitó a su jardín íntimo en “De Todas las Flores”. Su lugar especial para reencontrarse y reformarse durante los meses de encierro. Con una mezcla de géneros latinos y un toque de jazz, Natalia creó la banda sonora para cuidar las flores que crecen con el agua de nuestra sangre.

Cambios fuertes e inevitables sufrió el mundo con la pandemia. Una crisis que no termina cuando la tormenta es ahora recomenzar con un corazón roto. Así, Weyes Blood, en su álbum “And In The Darkness, Hearts Aglow”, hizo reflexionar sobre qué sigue en un mundo que busca reunirse de nuevo, tras los traumas de la distancia y el miedo a exponerse frente a un mundo rodeado de cámaras y pantallas.

Sin embargo, quedan las noches. Un tiempo donde todo desaparece. Los pensamientos, la imaginación y los recuerdos invaden el aire frío de la oscuridad. Taylor Swift, en “Midnights”, reflexiona y a veces destruye su mente con tal de encontrar paz, para ella y todos aquellos noctámbulos que sufren de insomnio por aquello que fue, es y será.

La pandemia se debilitó. Nunca nos fuimos, pero debemos regresar a un nuevo mundo con una nueva normalidad. Un año nuevo inicia. La música seguirá acompañando estos cambios, no sólo del mundo y la sociedad, si no de cada corazón y alma rota en busca de consolación y esperanza por ver de nuevo la luz.