La salud del Rey Carlos III de Reino Unido ha generado preocupación tras su diagnóstico de cáncer, según explicó el periodista especializado en realeza, Eduardo Gutiérrez. Ante la posibilidad de que el monarca no pueda cumplir con sus funciones, el príncipe Harry y el príncipe Andrés podrían intervenir.

El Consejo de Estado, compuesto por miembros de la familia real, podría desempeñar un papel crucial en caso de un empeoramiento en la salud del Rey. La situación destaca la estabilidad que la monarquía británica representa para el Reino Unido, en contraste con debates sobre la monarquía en otros países. La respuesta unida del pueblo británico refleja un deseo de continuidad y estabilidad en este momento de incertidumbre.