Manuel Casanova, miembro de la Policía Estatal de Campeche, comentó en una entrevista para MVS Noticias con Luis Cárdenas su preocupación y las demandas de renuncia dirigidas hacia la gobernadora Layda Sansores y su secretaria de Seguridad, Marcela Muñoz. Casanova enfatizó que la exigencia principal es la destitución de Muñoz, ya que desde que asumió el cargo, el estado ha experimentado un aumento significativo en la delincuencia organizada, con eventos como ejecuciones, extorsiones y cobros de piso, situaciones antes poco comunes en la región. A pesar de la tranquilidad histórica en el estado, la llegada de Muñoz a la Secretaría de Seguridad ha resultado en un cambio drástico y preocupante en la dinámica del estado, con un aumento en la criminalidad y la inseguridad.

El entrevistado señaló que, aunque Campeche siempre ha sido un lugar tranquilo, desde que llegaron las nuevas autoridades, se ha desatado la delincuencia organizada, con eventos como ejecuciones, levantones y cobros de piso, situaciones antes poco comunes en la región. Aunque no se puede afirmar que Marcela Muñoz tenga vínculos directos con la delincuencia, su llegada al cargo coincidió con un cambio significativo en la seguridad del estado. Casanova afirmó que la policía está dispuesta a negociar, pero la destitución de Muñoz es una condición irrevocable para sentarse a dialogar y buscar soluciones a la situación de inseguridad que atraviesa el estado.