Los 600 discos de LATAM: un recuento de historia e identidad latina

Cuántas listas no hemos visto de “Los mejores 100 discos de la historia”, “El top 10 de artistas del rock/pop”, “Los 50 guitarristas más grandes del rock”, o “Las 100 mejores canciones del mundo”. Sin embargo, cuando las revisamos, ¿cuántos artistas latinoamericanos vemos representados ahí? Por ello, gracias a un grupo de distintos periodistas de América Latina, tenemos la primera lista que selecciona y celebra nuestros álbumes más representativos: “Los 600 de Latinoamérica, 600 discos de 1920 a 2022”.

El proyecto inició por una conversación entre Jorge Cárcamo y su colega Cristofer Rodríguez sobre la importancia de la canción “Construção” de Chico Buarque, y en consecuencia, su disco homónimo. Al debate, se le fueron sumando más colaboradores y mucha más música, por lo que decidieron crear un proyecto en forma: con rigurosidad en la investigación y clasificación.

Jorge Cárcamo, de Chile, y José Luis Mercado, de Perú, colaboradores de este gran proyecto, señalan que esta tarea titánica conllevó varios retos. El primero, cómo definir qué refleja la identidad de Latinoamérica y, segundo, cómo determinar que un artista puede ser considerado como latinoamericano.

En un momento, la hoja de cálculo donde trabajaban llegó a tener más de 2000 álbumes. Su siguiente reto fue reducirla a 500, sin embargo, el corazón les ganó y el número mágico quedó en 600.

Los 600 abarcan 100 años de historia y géneros musicales, que van desde música de cámara, jazz y experimental, hasta metal, reggaeton, hip-hop, alternativo y electrónica, pasando por la música de cada región, como el tango, la banda, el norteño, la cumbia, la salsa, la samba, el bolero y muchos muchos más. La lengua nunca fue una limitante para considerar un disco, porque latinos hay desde las grandes urbes de Estados Unidos, hasta en la cima de los Andes, en medio del Amazonas, y la punta de la Patagonia.

A pesar de que un ranking siempre causa polémica, la lista de Los 600 ha recibido reacciones positivas en su mayoría. Jorge y José Luis señalan que los comentarios coinciden en que se sienten agradecidos porque al fin hay un recuento que los representa y celebra la calidad de la música latinoamericana. Además de que muchas personas están descubriendo música que no conocían, incluso de sus propios países.

Hasta el momento, solo quedan pendientes los primeros 200 lugares, pero les puedo asegurar que no quedarán decepcionados, ya que este recuento, más que juzgar y enumerar álbumes por encima de otro, pretende dar a conocer al mundo una parte de la historia e identidad de América Latina, a través de la gran variedad de su música. Aquí está reunida la riqueza de Latinoamérica, sus sonidos y sus rostros; sus mil colores de piel, ojos y cabello; su historia de rebelión y progreso; sus alegrías, penas, y glorias; y sólo una parte de lo que significa ser latinoamericano.

Aquí la entrevista completa: