Feggy Ostrosky, directora del Laboratorio de Neuropsicología y Psicofisiología de la UNAM, compartió sus reflexiones sobre el reciente linchamiento en Taxco, Guerrero, desencadenado por el asesinato de la niña Camila, de ocho años de edad, enfatizando el impacto emocional de estos eventos en la sociedad.

En entrevista para MVS Noticias con Luis Cárdenas, destacó la preocupación por la violencia colectiva y su origen, señalando que estas actitudes se aprenden y pueden evitarse con una intervención adecuada de las autoridades. Criticó el manejo deficiente por parte del gobierno ante este tipo de eventos, resaltando la importancia de la pronta acción policial para detener la violencia y prevenir tragedias similares.