Gobernador de Texas prevé mantener construcción del muro y endurecer medidas contra migrantes

Los migrantes indocumentados que crucen la frontera de manera ilegal en Texas, Estados Unidos, podrían ser arrestados y enfrentar cargos por traspaso, tráfico de drogas, tráfico de personas o daño a la propiedad (entre otros), bajo el nuevo plan anunciado este jueves por el gobernador del estado, Greg Abbott, quien también indicó que pretende continuar con la construcción del muro fronterizo.

“Si bien asegurar la frontera es responsabilidad del gobierno federal, Texas no se quedará de brazos cruzados a medida que esta crisis crece (…) las políticas de fronteras abiertas del presidente Biden han llevado a una crisis humanitaria en nuestra frontera sur a medida que niveles récord de inmigrantes ilegales, drogas y contrabando llegan a Texas”, aseguró el gobernador durante la Cumbre de Seguridad Fronteriza.

El gobernador republicano señaló que el plan tiene como objetivo poner un alto a la “crisis que se encuentra fuera de control”.

Aseveró que pretende continuar la construcción del muro fronterizo e indicó que se dará más información la próxima semana.

“Necesitamos actuar ahora. En Texas aquellos que crucen la frontera no serán recibidos con una alfombra roja como hasta ahora lo ha hecho la presente administración (federal), sino que irán a la cárcel”, afirmó Abbott durante el evento.

Asimismo, el gobernador anunció este jueves una alianza con Doug Ducey, gobernador de Arizona, para compartir recursos y combatir el flujo migratorio. Ambos consideran que el incremento de migrantes que se ha presentado en los últimos meses es culpa del presidente Joe Biden, ya que suspendió las políticas migratorias de su antecesor, Donald Trump. 

Abbott estableció un estado de emergencia la semana pasada, por el incremento del flujo migratorio. También revocó las licencias estatales de cuidado infantil a los centros que albergan a menores migrantes que cruzaron la frontera sin sus padres o tutor legal.

Con información de Milenio.