Fiesta en Downing Street pone en aprietos a Boris Johnson

El primer ministro británico, Boris Johnson, se encuentra viviendo un escándalo debido a una multitudinaria fiesta celebrada en pleno confinamiento en los jardines de Downing Street, al respecto la policía dijo que se dedicará a investigar.

Según se reportó, unas 100 personas fueron invitadas a un evento en el jardín del Nº 10 de Downing Street, la residencia del primer ministro, durante el primer confinamiento en Inglaterra.

Testigos dijeron a una cadena de televisión que Johnson y su esposa, Carrie, estaban entre las 30 personas que asistieron a la reunión. 

La Policía Metropolitana dijo que estaba en contacto con el gobierno por «reportes generalizados relacionados con presuntas infracciones» de las reglas impuestas por la pandemia de covid.

El día de hoy Downing Street se negó a hacer comentarios porque dijo que la reunión, como otras reportadas que ocurrieron bajo las restricciones del coronavirus durante 2020, está siendo investigada como parte de una pesquisa independiente en curso.