El Criticón: Messi, ¿héroe caído?

Mucho se ha hablado de Leo Messi. Sus goles, sus jugadas, la inmensa lista de títulos y trofeos que acompañan el rendimiento del astro argentino. Pero, si hablamos que prácticamente lo ha ganado casi todo en el mundo del futbol ¿cuál es el pero que le ponemos a la gran trayectoria de Messi?

Las comparaciones con Maradona, Pelé, Cruyff, son tan monótonas como previsibles. Si, totalmente de acuerdo, son otros tiempos y también el futbol ha cambiado. Pero en esta época nada basta para colmar los sueños del fanático futbolero. Los detractores le piden a Messi que gane un mundial para acercarse a los dioses del balompié.

Eran otras épocas. Mitos y leyendas con partidos donde se jugaba algo más que un balón. Esa es quizá la diferencia que marcó a Maradona como héroe y jugador mítico en la memoria colectiva. El partido entre Argentina e Inglaterra es el mejor ejemplo: era la gesta perfecta para el 10.

Argentina había perdido la Guerra por las Malvinas en 1982 y había quedado una herida en el país. Se creó mucha expectativa en el partido de futbol por el fondo político, de tal suerte que se convirtió en una batalla sin sangre y de fuerte contenido simbólico. Era la oportunidad de derrotar a los ingleses en su deporte y en un mundial. Si le agregamos que Maradona anotó un gol bailando a medio equipo británico y el otro tanto con una mano del más allá, claro está que este partido puso en lo alto a Diego en la memoria colectiva mundial.

Messi le toco otra época. No ha tenido el gran partido donde se juegue algo más que futbol. Lo más parecido fue la final de la Copa del Mundo contra Alemania en el mundial de Brasil. América contra Europa. Fue un partido gris para el astro argentino y donde el mote de «pecho frio» comenzó a vagar en las voces de los fanáticos futboleros. Ahora, si le agregamos las caídas del FC Barcelona frente al Liverpool y el Bayern München en Champions con todo y Messi en el campo, las críticas resultan abrumadoras.

Para este espectador malhumorado y criticón, el Messi total fue en la época de Josep Guardiola en el FC Barcelona. Messi jugó la novedosa posición de falso 9 para desubicar a los centrales y así abrir las bandas en el famoso 6-2 al Real Madrid. Ahí está su partido mítico, perfecto, para el mejor jugador de futbol del siglo XXI.