El Criticón: Las Chivas y la magia de Vucetich

De capa caída es el papel del Guadalajara en este torneo. Un papel desastroso que evidencia el poco trabajo de la directiva, cuerpo técnico y jugadores. Es claro que a todas luces que no se planificó esta temporada: nos atrevemos a pensar que ni objetivos marcados tenían. ¿Acaso aspiraban sólo a estar en media tabla de clasificación?

El caso es más escandaloso porque a las Chivas, todavía, se le considera un grande, un equipo leyenda del futbol mexicano. Lo triste es que la prensa y el público lo considera así, menos su directiva y su todopoderoso dueño. Lector, Si el Real Madrid, FC Barcelona o Bayern München estuvieran en los últimos lugares de la clasificación ¿Sabe qué hubiera ocurrido? Limpia del cuerpo técnico, jugadores y posiblemente la directiva. Si no lo cree todavía, mire el caso de Bartomeu después del 8-2 que le propino el cuadro bávaro al Barcelona.

EL caso de Vucetich es interesante. Un director técnico ejemplar metido en problemas. Claro, el tiene mucho la culpa de la temporada ridícula de las Chivas. El problema es que no logra dar con un buen dibujo táctico: el equipo siempre se parte. Es un triste espectáculo ver al Guadalajara en varios partidos como pollo sin cabeza en el campo. ¿Y dónde quedó la magia del Rey Midas?

También es un técnico cuyos propósitos es entrenar únicamente en México. En particular, hace años hubiera sido interesante verlo dirigir a un Betis o a un Villarreal. Pero, como lo que pasa con muchos profesionales del futbol mexicano, terminan por quedarse en la liga y desfilar en los mismos equipos. Tomás Boy, Luis Fernando Tena y el propio Vucetich son un claro ejemplo.

El caso de Chivas evidencia la mala gestión deportiva que hay en el futbol mexicano. ¿No lo creen? otro caso son los Pumas, que el fin de semana pasado los hicieron ganar con un pésimo arbitraje para tapar su mediocre temporada.