Echan de cabeza a Alfaro y Lemus en Jalisco – Por Mauricio Flores

GENTE DETRÁS DEL DINERO

Por Mauricio Flores

No debería sorprender que broten todo tipo de denunicas a unos días de que terminen las campañas electorales para renovación de diputados federales, 15 gobernadores y múltiples cargos de representación estatal y municipal; pero el caso de Guadalajara y Zapopan resulta especialmente fuerte por el tipo de denuncia que la representante de Morena en Jalisco, Yeidckol Polevnsky, contra el gobernador Enrique Alfaro y la presunta red de complicidades y conflicto de interés con otros miembros de su partido: el candidato a alcalde de Guadalajara, Pablo Lemus, y Juan José Frangie que aspira la reelección como alcalde de Zapopan.

Desde hace una semana Pablo Lemus ha señalado que existe una conjura del gobierno federal para descarrilar su campaña electoral por Movimiento Ciudadano. Sin embargo, esa queja se queda en el terreno de los lamentos cuando se compara frente al cúmulo de información y pruebas documentales que Polevnsky mostró este domingo en conferencia de prensa.

Lo que se mostró fue la operación del llamado “Cartel de la Corrupción” que inicia en 2016 cuando Alfaro otorga la concesión para administrar a título no oneroso las Plaza Taátía a la empresa Grupo Darmar que había desparecido en 2005. Y de ahí se desprende una retahíla de negocios, como 10 contratos que Juan José Frangie obtuvo de su correligionario Pablo Lemus -siendo presidente municipal de Zapopan- por 36.4 millones de pesos sólo por arrendamiento de equipo de fotocopiado.

Anuncios y la firma del muerto

Además de ello, se mostró que Pablo Lemus contrató con una de sus empresas, Tecnologías para el Espectáculo que por cierto no declaró en su Declaración 3 de 3, servicios publicitarios por 812 mil pesos.

La colección de acusaciones al candidato de MC para Guadalajara no amainó: se mostró la copia documental de que en 2018 Pablo Lemus expidió 10 licencias de construcción en el exclusivo desarrollo residencial “Rinconada del Bosque”, y con ello validando una licencia que fue declarada nula en 2004 por haber sido tramitada con documentos falsos y firmado por un difunto acaecido 17 años antes.

Deudas con el SAT

Y como cereza del pastel, se mostró un documento fiscal que por su difusión en redes sociales levantó ámpula: la deuda de más de 8 millones de pesos que Lemus tiene con el Sistema de Administración Tributaria, deuda que el candidato ha litigado en tribunales a fin de no pagar pues perdió el recurso 9854/17-07-01-7. Aún así, cuando fue munícipe de Zapopan, elevó los impuestos locales a los habitantes de la demarcación mientras el intentaba dejar de pagar al SAT.

Crear y poseer riqueza no es el problema; el problema cuando se es político es el ocultamiento de la misma y usar posiciones de poder para beneficio directo y evidente. Lástima de candidatos.