CIRT rechaza sentencia para distinguir entre información y opinión; “es un ataque a la libertad de expresión”

Este jueves, la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) expresó su “absoluto rechazo” a la sentencia aprobada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la cual ordena a los programas de radio y televisión distinguir claramente entre lo que es información y opinión.

A través de un comunicado, la CIRT advirtió que dicha sentencia es un ataque directo e inusitado a la libertad de expresión en México. 

Además, sostuvo que dicha resolución se trata de una obligación imposible de cumplir y va en contra del más elemental sentido común, ya que con su aplicación, advirtió, “se corre el riesgo inminente de que sean canceladas la mayor parte de los programas noticiosos y que se eliminen aquellas notas informativas en que terceros nos distinguen entre información y opinión”.

“La libertad de expresión de los medios de comunicación y de sus comunicadores es la que les permite entreverar noticia y opinión; decidir la agilidad con la que se hace uso la comunicación; el derecho a la libertad editorial y el momento y la forma en que se utiliza”, añadió. 

Asimismo, indicó que tal medida afectará la dinámica de trabajo de todos los medios de comunicación, tanto públicos como privados, como es el caso de la transmisión de los encuentros en las conferencias matutinas del presidente de la República, si no hace una clara distinción entre noticia y opinión.

La CIRT indicó que harán uso de todos los recursos legales que la ley les otorga para continuar defendiendo a las audiencias mexicanas con “contenidos de calidad, ágiles, entretenidos comprometidos con la verdad y antes que cualquier otra cosa: emitidos con total libertad sin controles del Estado”.

“Es absurdo que desde el Estado se pretenda someter a la radio y televisión a controles y sanciones burocráticas, que rompan con el flujo y el ritmo de la comunicación”, puntualizó.

Por último, hizo un llamado al Gobierno Federal, al Congreso de la Unión, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y al IFETEL para que este asunto pueda resolverse con pleno respeto a la Constitución, a los tratados internacionales celebrados por nuestro país, y la defensa del desarrollo democrático de México.

Con información de MVS Noticias.