Carlos Ahumada acepta extradición a México para enfrentar cargos de fraude

El empresario argentino-mexicano Carlos Ahumada ha consentido en ser extraditado a México para responder a acusaciones de fraude, según declaró en una audiencia en Argentina. Este fraude, que asciende a más de 30 millones de pesos, involucra el incumplimiento de obras en varias localidades de la Ciudad de México. A pesar de estar sujeto a una orden de aprehensión girada en 2019, Ahumada cuenta con una suspensión provisional que le impide ser detenido momentáneamente.

La Fiscalía General de la República (FGR) de México ha clarificado que, aunque no hay causas pendientes a nivel federal, sí existe una orden de aprehensión en el ámbito del fuero común por fraude, en relación con la cual un juez federal le ha otorgado un amparo. Este amparo se encuentra pendiente de resolución, lo que temporalmente limita cualquier acción legal en su contra.

Además, las investigaciones incluyen averiguaciones por uso indebido de documentos, donde los afectados son el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el entonces Gobierno del Distrito Federal. Estas acciones se complican con la fama previa de Ahumada, relacionada con los llamados Videoescándalos de 2004, donde se le vio entregando grandes sumas de dinero a políticos.

Recientemente, fue deportado de Panamá a Paraguay tras una alerta roja de INTERPOL, solicitada por México, pero las autoridades panameñas no recibieron respuesta de México sobre la continuación del proceso de extradición. En 2019, Ahumada fue arrestado en Buenos Aires, liberado posteriormente, y ahora, tras su audiencia en Argentina, ha manifestado su acuerdo con la solicitud de extradición mexicana.